Varanasi por la noche

Acabamos de llegar a Varanasi y conseguimos nuestro hostal. Lo encontramos gracias a ciertas herramientas y trucos del idioma computing 😉  Luego de acomodarnos, nos fuimos a cenar a la terraza con el resto de los huéspedes: unos 7 japoneses y una pareja de alemanes. Comimos un par de variedades de arroz, verduras, chapati y para cerrar, arroz con leche; estuvo bastante bien y por una módica suma. Luego de comer decidimos dar un paseo con los alemanes, eran algo así como las 21.30 y caminamos hacia el Ganges. Al llegar al río, nos recibe una enorme luna naranja y su reflejo en el agua, estilo oriental. Comenzamos a caminar por todas esas escaleras, cuya traducción habíamos descubierto hoy temprano en la mañana “gath”. Es que por esta zona hay muchas escaleras donde se hacen las ceremonias de diferentes tipos y cada una es un gath diferente. Son escaleras que descienden al Ganges. Mientras caminábamos,  se nos pegó un chico que dijo trabajar en un lugar donde se realizaba tal ceremonia y al llegar allí no se iba a poder sacar fotos. Yo ya vi que el chico se nos pegaba demasiado pero bueno, me dije, “soltar nomás” y comencé […]

Aventuras en Rishikesh

Ayer martes fue un día muy especial. Teníamos que salir hacia Jaipur por la tarde, por lo que decidimos dar un paseo por el pueblo, hacia donde está una cascada. Ya el lunes habíamos hecho toda una aventura que nos había insumido todo el día. Desde las 4 am, salimos junto a nuestro guía Raj y tomamos una camioneta que nos llevó a un lugar muy alto donde hay un templo. Allí tomamos un chai (te con leche), nos calentamos con un fueguito y vimos el amanecer que fue impresionante.Luego desayunamos algo que Raj nos cocinó y jugamos un rato con los monos. Partimos en una caminata por entre los pies del Himalaya, transitando por pueblitos con granjas y vacas y señoras que cargaban leñas y niños. (127 hits) Por el camino el guía nos propuso trepar un enorme árbol que estaba al borde de un barranco. La verdad sonaba muy divertido y Raj se puso muy feliz al ver que vencimos el miedo accedimos subir. Fue todo un tema vencer el miedo y la gravedad. Algo que nos dijo cuando estábamos arriba: no se vayan a caer que no hay ningún médico cerca. (119 hits) El siguiente desafío fue […]

Paseando en toc toc

Ayer volvimos a tener una aventura India. Primero todo el intento por encontrar el hotel. No logramos hacerlo y terminamos en otro un poco más caro y bastante interesante en función de lo que es el barrio y las experiencias de otros. Como sabrán del cuento anterior Delhi es un descontrol de gente mugre y ruidos. Una vez establecidos salimos caminando a buscar un tal templo que por fin encontramos. Allí recorrimos y fue cuando un señor que custodiaba tres estatuas me explicó: krishna, lama y dada krishna o algo así. También me dibujó el tercer ojo y me convidó con azúcar. O sea quedé iniciado 😉 Luego estuvimos degustando té y después de eso nos fuimos a caminar hasta que sin querer llegamos a la puerta de un templo Sikh y allí conocimos a Prince. Es un chófer de toc toc de religión Sikh con su turbante y todo que justamente se acercó a nosotros como tantos. Pero este era diferente. Luego de negociar un breve paseo por medio dólar nos llevó a comer y nos paseó por todo el barrio; finalmente nos hizo una visita guiada al templo de su propia religión. Nos tuvimos q poner descalzos y […]

Una tarde en Delhi

Ayer hicimos nuestra prime caminata por Delhi. Fue una experiencia muy extraña, como hacía mucho tiempo no me pasaba. Nos tomamos el metro en la estación que está cerca de este ostentoso hotel y partimos al mercado Karol Bagh que nos había recomendado Marco. En el metro, es complicado pues hay muy pocas mujeres y tienen reservado algunos pocos asientos. Por ello, Mari terminó sentada junto a una chica mientras yo conversaba parado a su lado. Al final nos dio charla, en ese inglés tan extraño que tienen los indios y se bajó en la misma estación que nosotros. Allí comenzó el caos. Gente como hormigas, colores, olores y en todo momento el sonido de las bocinas de autos y motos que son tocados como ritual. No hay un lugar, salvo alguno encerrado y bien aislado, desde donde no se escuchen las bocinas. Caminamos durante unos 30 minutos por el mercado Karol Bagh, que es una especie de Mercado 4 o Tristán Narvaja pero más roto, más sucio y con presencia eminentemente masculina. Apreciamos algunos de los locales que ofrecían comidas extrañas y semillas y cosas de esa índole, pero no nos cautivó demasiado y sobre todo Mari decía que […]